La Universidad cercada

¿Te imaginas que no hubiera ningún equipo de fútbol español entre los 200 mejores del mundo? Eso pasa con las universidades en España.

No seas ingenuo. Tu vida se va a reducir a un título. Si es a dos, mejor. Y a un máster. ¿Por qué no a dos? Y más te vale hablar francés o alemán. Inglés ni se pregunta. Pero, ¿no vas a la universidad? Olvídate, no encontrarás un buen trabajo. ¿Vas a la universidad? Sí, ¿no? No te preocupes, no vas a aprender. Bueno, ya lo sabes. Estás en cuarto y… estás perdiendo el tiempo. Dentro de unos años todo el mundo tendrá tu mismo título. Abre la puerta y verás el panorama con mayor claridad: profesores con nula vocación que se niegan a leer tus trabajos, clases magistrales y lecturas de powerpoint estúpidas, zombis estudiantes sin otra idea que la de aprobar, rectores que buscan una mayor financiación para contratar más profesores y conseguir más votos y, gracias a todo ello, un sistema hiperburocrático, poco eficiente y endogámico. ¿Tu futuro? Eso no le importa a nadie. ¿Quieres saber más? Bienvenido a la universidad.
Vivimos en un período de incertidumbres. Nunca antes una generación española había estado tan bien preparada. Entonces, ¿cuál es el problema? Iniciado el 2016, nuestra universidad sigue sin ponerse a la altura que le corresponde, relegada al ostracismo en los rankings  mundiales de las mejores universidades.

“En España tenemos miles de puestos de trabajo sin cubrir por falta de perfiles acordes”

Además, los expertos en Recursos Humanos avisan de que se está produciendo una ruptura entre lo que ofrecen las facultades y lo que demanda el mercado laboral, pese a la especialización de algunos grados. Así lo ratifica Ignacio Barriendos, Manager de Relaciones Internacionales de Binternational -una empresa de selección de personal-, que coincide en la falta de preparación del estudiante: “En la carrera profesional se parte desde un nivel muy básico. Habría que darle una vuelta al desajuste de perfiles profesionales y vacantes. En España tenemos superávit de algunos profesionales y miles de puestos de trabajo sin cubrir por falta de perfiles acordes”. Además, propone algo polémico: “¿Sería quizá una solución que las empresas creasen sus propios profesionales?”.

Para Francisco Michavila, director de la Cátedra UNESCO de Gestión y Política Universitaria, el problema se encuentra en algunos aspectos de la formación del alumno: “Existe una falta de preparación en temas como la comunicación oral, la toma de decisiones, la capacidad para gestionar la presión o los idiomas”.

Sigue leyendo aquí.

Reportaje publicado en el primer número de La Mecha (febrero, 2016, 3000 ejemplares).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s