Alberto Garzón: “El socialismo es más necesario que nunca”

garzon_maiteAlberto Garzón (1985, Logroño) dejó de ser el diputado más joven en las pasadas elecciones. Aun así, a sus treinta años es el líder de Izquierda Unida y aguanta las embestidas de la nueva política de la que él también forma parte, relegado en los vomitorios del Congreso. Nos cita en su despacho meses más tarde de que su jefe de prensa nos escribiera “Alberto no está disponible, hay cincuenta entrevistas en espera”. Nos prometen veinte minutos y centramos el tiro en los dos temas más interesantes: el futuro de la izquierda y la relación de IU con Podemos. Garzón parece un mártir que camina entre dos aguas. Mientras que los puristas critican su banalización del discurso en los medios, los más transversales auguran entre carcajadas el final del marxismo clásico. Asume el reto de frenar el desangramiento de votos de su partido mediando entre Podemos y el PSOE.

Pregunta. En la situación actual que estamos viviendo, ¿qué papel tiene la izquierda ante una globalización que parece imparable? 

Respuesta. Lo primero es hacer un buen diagnóstico y eso implica entender que esto es una crisis del capitalismo. Una crisis, además, que se está intentando resolver desde posturas neoliberales. Esto genera rabia y frustración, pero también una sensación de desprotección en la ciudadanía, sometiéndola a la orfandad. Ante esto, la clase popular busca protección. La cuestión es si esta viene por la derecha o por la izquierda. Si viene por el lado del populismo de la extrema derecha, te dice: “Estás desprotegido frente a la competencia internacional y los cambios globales. La solución es más nacionalismo, militarización de la sociedad…” y entonces, hay gente que en su desesperación compra ese discurso. La otra opción es que haya una izquierda consecuente que no sea tibia; que exprese que es un problema del capitalismo y que es necesario un nuevo modelo que aspire a construir una sociedad sin clases. Ese es el papel de la izquierda. En definitiva, para luchar contra el populismo de derechas lo que tienes que entender es que es hijo de la crisis del capitalismo.

Sigue leyendo