El mejor relato del siglo XX: Tonio Kröger

“Estoy entre dos mundos, pero ninguno de ellos es mi patria y, en consecuencia, me encuentro en una situación difícil. Vosotros, los artistas, me llamáis burgués, y los burgueses han querido encerrarme en la cárcel… No sé cuál de las dos cosas me mortifica más. Los burgueses son estúpidos, pero vosotros, los adoradores de la belleza, vosotros que me llamáis flemático y apático, deberíais pensar que existe una manera de ser artista tan profunda, tan determinada por el nacimiento y el destino, que nada le parece tan dulce y digno de ser vivido como el anhelo de las delicias de la banalidad.

Admiro a los seres fríos y orgullosos que se aventuran en las sendas de la belleza sublime y demoníaca y desprecian al “hombre”… Pero no los envidio. Porque si hay algo capaz de transformar a un literato en poeta es ese amor burgués que yo siento por lo humano, lo vivo y banal. De este amor nace todo calor, toda bondad, todo humor, y casi diría que es el mismo del cual se ha escrito que quien lo posee puede hablar las lenguas de los hombres y de los ángeles, y quien no, sólo es un bronce que suena y una campana que tañe.

Lo que yo he hecho es nada; no mucho, tanto como nada. Haré algo mejor, Lizaveta; es una promesa. Mientras escribo, llega hasta mí el murmullo del mar y cierro los ojos. Veo un mundo por crear, un mundo todavía impreciso que reclama orden y forma; veo una multitud de sombras humanas que me hacen señas para que las libre de su encantamiento y las redima: cosas a la vez… Y a estas últimas les tengo mucho afecto. Pero mi amor más profundo e íntimo pertenece a los rubios de ojos azules, a los seres que llevan una vida clara, los dichosos, los amables y banales.

No me eche en cara este amor, Lizaveta; es bueno y fecundo. Encierra nostalgia, envidia, melancolía, un poquito de desprecio y una dicha completamente casta”.

Tonio Kröger, Thomas Mann (ed: Edhasa).

tonio kroger

El título, rozando la provocación y auspiciado por la pornografía de los clicks, hace referencia a aquella colección de ensayos del prestigioso crítico literario Marcel Reich-Ranicki, en el que incluye uno titulado así: “El relato del siglo: Tonio Kröger”. Esto se lo debo al filósofo y ensayista Javier Gomá, quien me descubrió el maravilloso relato de Mann con este artículo suyo en El País.

Es posible que el interés de Gomá por este relato de 100 páginas se deba a su fuerte influencia en la formación de sus ideas “en el país lejano de la adolescencia”. Si uno ha leído a Gomá recientemente pasa las hojas de Kröger con una media sonrisa. El escritor alemán también lo escribió con las ínfulas de la juventud rondando por su cabeza. Mi recomendación es que antes de dejar La montaña mágica en la página 250 (más o menos cuando comienzan las disquisiciones filosóficas de Hans Castorp), es mejor seguir un cierto orden cronológico para degustar a Mann.

En este libro, Mann nos abre las puertas del siglo XX. Cuando uno lo termina se da cuenta de que Tonio Kröger somos todos. O, al menos, lo hemos sido alguna vez. ¿O no? Quizá tal visión peque de ingenuidad, pero es el eterno dilema al que se debe enfrentar una persona con conciencia del yo: el desapego a la sociedad, la fractura y el muro invisible entre nuestros familiares o amigos, nuestro vacío existencial… Todo ello ya lo habíamos visto en Kafka, pero de una manera mucho más críptica y desalentadora que la que nos ofrece Mann. Así es Kröger, que ama la vida y que vive en eterna guerra por saber cuál de los dos mundos es el correcto. Es un artista incomprendido. Es un burgués incómodo. Pero, ¿es posible combinar ambas situaciones? La respuesta se la dejamos a Gomá, quien lo aborda con maestría y accesibilidad, analizando el Arte y llegando hasta el fondo de la cuestión. Nosotros volvemos a la sombra de la lectura, pues muy verdes están nuestros intestinos como para exhibirlos en público.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s