Flaubert y el deber

“¡El deber! ¡El deber! Qué diablos. El deber es sentir lo que es grande, adorar lo que es bello, y no aceptar todos los convencionalismos de la sociedad, junto con las ignominias que nos impone.

-Sin embargo… sin embargo… -Objetaba Madame Bovary.

-¡Pues no! ¿Por qué clamar contra las pasiones? ¿No son lo único bello que hay en la tierra, la fuente del heroísmo, del entusiasmo, de la poesía, de la música, de las artes…?”.

 

Madame Bovary, Gustave Flaubert (ed: Penguin Random House).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s