“No es populismo, es fascismo”: los libros para entender un planeta en llamas

Imagine que es médico y vive en una pequeña ciudad. Un día, al salir de su casa, se encuentra una rata muerta. Es un hallazgo inusual, pero no le da más importancia y la tira a la basura. A la semana siguiente, ve tres ratas muertas de camino al consultorio. Comienza a inquietarse, pero no dice nada. Conforme pasa el tiempo, el problema se agrava y en su clínica aparecen personas con un síntoma parecido: hinchazón y delirio, aunque todavía no ha muerto nadie. Insinúa a un amigo. “¿Y si ha vuelto la peste?”. Su colega contesta: “Ya no vivimos en la Edad Media. Por favor, deja de propagar el pánico”. Sigue leyendo