Londres (II)

Adelantas tu vuelta a Madrid. Vuelas el jueves. De repente, estás tan feliz que te da pudor contarlo. Estos dos años, en los que has vivido en cuatro sitios distintos (Monterrey, Madrid, París y Londres) te has dado cuenta que todos necesitamos un lugar al que arraigarnos. Ser cosmopolita está muy bien hasta que llega el sábado por la tarde y no tienes planes porque no conoces a nadie. Sigue leyendo

Londres (I)

Casi nada de lo que te está pasando en Londres lo puedes contar. Te limitas a registrarlo en tus cuadernos, aunque no sabes si para crear una historia coherente en tu vida o, simplemente, para hablar contigo mismo, pues estos cuadernos no ha de leerlos nadie. Sigue leyendo