Entrevista a La Mecha

13063488_1067589256632269_3319639959798743241_o

Hace una semana, Esteban Ordóñez nos escribió porque quería conocer más cosas del proyecto, además de nuestra visión del periodismo y de la política. Lo quería publicar en Yorokobu y, finalmente, salió una pieza bastante apañada.

Es una entrevista reportajeada donde Esteban va analizando el camino que ha tomado la revista desde que naciera en septiembre de 2015. Él me pregunta y yo contesto, siempre en nombre del equipo entero de La Mecha:  Sigue leyendo

El mejor relato del siglo XX: Tonio Kröger

“Estoy entre dos mundos, pero ninguno de ellos es mi patria y, en consecuencia, me encuentro en una situación difícil. Vosotros, los artistas, me llamáis burgués, y los burgueses han querido encerrarme en la cárcel… No sé cuál de las dos cosas me mortifica más. Los burgueses son estúpidos, pero vosotros, los adoradores de la belleza, vosotros que me llamáis flemático y apático, deberíais pensar que existe una manera de ser artista tan profunda, tan determinada por el nacimiento y el destino, que nada le parece tan dulce y digno de ser vivido como el anhelo de las delicias de la banalidad.

Sigue leyendo

Alberto Garzón: “El socialismo es más necesario que nunca”

garzon_maiteAlberto Garzón (1985, Logroño) dejó de ser el diputado más joven en las pasadas elecciones. Aun así, a sus treinta años es el líder de Izquierda Unida y aguanta las embestidas de la nueva política de la que él también forma parte, relegado en los vomitorios del Congreso. Nos cita en su despacho meses más tarde de que su jefe de prensa nos escribiera “Alberto no está disponible, hay cincuenta entrevistas en espera”. Nos prometen veinte minutos y centramos el tiro en los dos temas más interesantes: el futuro de la izquierda y la relación de IU con Podemos. Garzón parece un mártir que camina entre dos aguas. Mientras que los puristas critican su banalización del discurso en los medios, los más transversales auguran entre carcajadas el final del marxismo clásico. Asume el reto de frenar el desangramiento de votos de su partido mediando entre Podemos y el PSOE. Quizá no logre ningún pacto, pero las encuestas electorales ya le están premiando su actuación de Celestina. Sigue leyendo

Cristina Cifuentes: “Podemos está engañando a la gente”

DSC_0183

A los animales políticos los definen su pragmatismo y su capacidad de adaptación en el terreno enemigo. Además, la bestia también sabe cuándo romper con el discurso de partido. Cristina Cifuentes (Madrid, 1964), Presidenta de la Comunidad de Madrid y Gestora del Partido Popular madrileño, ha sido designada por la propia cúpula nacional para “rearmar moralmente” al PP de Madrid: es decir, limpiar la cuadra de corrupción. Su figura republicana y agnóstica, además de la distancia de quien siempre discrepa entre los suyos, le hicieron poco a poco sumergirse en la discreta oscuridad de su propia formación. Sin embargo, la necesidad de cambio del Partido Popular la ha reflotado hasta la primera línea, ahora como salvadora de los que en su día la hicieron invisible. La espera, virtud indispensable en política, parece poner en marcha el engranaje que le hará que, inevitablemente, tarde o temprano, sea la primera mujer que se postule a presidir España, aunque ella lo niegue y ni se lo imagine. Sigue leyendo

Andrea Levy: “En España lo verdaderamente revolucionario es ser liberal”

Portada LevyVivimos en la era de lo inmediato, de lo visual. De los tuits y de los gifs, de las fotos que se desvanecen a los ocho segundos. De la sobreinformación y el desconocimiento. Si algo perdura, es que está desfasado. Y, mientras tanto, la política no pierde el tiempo, ningún partido ha dejado de llenar el Congreso de caras bonitas. Tampoco el Partido Popular, demacrado por la putrefacción de sus extremidades. En esa regeneración se encuentra Andrea Levy, vicesecretaria de Estudios y Programas del PP (Barcelona, 1984). Su juventud y buena presencia hace que la acusen, como a la mayoría de los nuevos políticos, de ser una mera figurante con dotes para el plató de televisión, pero de postín para el ciudadano ilustrado, que si de algo está harto es de que le traten por tonto.
Sigue leyendo