Hiroshima

“Decidió que lo único que podía hacer era evitar que la gente muriera desangrada. Poco después había pacientes acuclillados sobre el suelo de la sala, en los laboratorios y en todas las otras habitaciones, y en los corredores, y en las escaleras, y en el zaguán de entrada, y bajo la puerta cochera, y sobre las escaleras de piedra del frente, y en la entrada, y en el patio, y a lo largo de varias manzanas en ambas direcciones de la calle. Los heridos ayudaban a los mutilados; familiares desfigurados se apoyaban los unos en los otros. Muchos vomitaban”.

Hiroshima, de John Hersey.

Anuncios

Lass’sie nach Berlin kommen!

Discurso de John Kennedy el 26 de junio de 1963 en Berlín:

“Hay mucha gente en el mundo que de verdad no comprende, o pretende no comprender, cuál es la gran cuestión que separa el mundo libre del mundo comunista. ¡Que vengan a Berlín! Hay también quien dice que el comunismo es la ola del futuro. ¡Que venga a Berlín! Otros dicen que en Europa o en otras partes podemos colaborar con los comunistas. ¡Que vengan a Berlín! E incluso hay algunos que dicen que el comunismo ciertamente es un mal sistema, pero que nos permite desarrollar la economía. Lass’sie nach Berlin kommen!”.

John F. Kennedy, de André Kaspi (biografía).