Entrevista a La Mecha

13063488_1067589256632269_3319639959798743241_o

Hace una semana, Esteban Ordóñez nos escribió porque quería conocer más cosas del proyecto, además de nuestra visión del periodismo y de la política. Lo quería publicar en Yorokobu y, finalmente, salió una pieza bastante apañada.

Es una entrevista reportajeada donde Esteban va analizando el camino que ha tomado la revista desde que naciera en septiembre de 2015. Él me pregunta y yo contesto, siempre en nombre del equipo entero de La Mecha:  Sigue leyendo

Alberto Garzón: “El socialismo es más necesario que nunca”

garzon_maiteAlberto Garzón (1985, Logroño) dejó de ser el diputado más joven en las pasadas elecciones. Aun así, a sus treinta años es el líder de Izquierda Unida y aguanta las embestidas de la nueva política de la que él también forma parte, relegado en los vomitorios del Congreso. Nos cita en su despacho meses más tarde de que su jefe de prensa nos escribiera “Alberto no está disponible, hay cincuenta entrevistas en espera”. Nos prometen veinte minutos y centramos el tiro en los dos temas más interesantes: el futuro de la izquierda y la relación de IU con Podemos. Garzón parece un mártir que camina entre dos aguas. Mientras que los puristas critican su banalización del discurso en los medios, los más transversales auguran entre carcajadas el final del marxismo clásico. Asume el reto de frenar el desangramiento de votos de su partido mediando entre Podemos y el PSOE.

Pregunta. En la situación actual que estamos viviendo, ¿qué papel tiene la izquierda ante una globalización que parece imparable? 

Respuesta. Lo primero es hacer un buen diagnóstico y eso implica entender que esto es una crisis del capitalismo. Una crisis, además, que se está intentando resolver desde posturas neoliberales. Esto genera rabia y frustración, pero también una sensación de desprotección en la ciudadanía, sometiéndola a la orfandad. Ante esto, la clase popular busca protección. La cuestión es si esta viene por la derecha o por la izquierda. Si viene por el lado del populismo de la extrema derecha, te dice: “Estás desprotegido frente a la competencia internacional y los cambios globales. La solución es más nacionalismo, militarización de la sociedad…” y entonces, hay gente que en su desesperación compra ese discurso. La otra opción es que haya una izquierda consecuente que no sea tibia; que exprese que es un problema del capitalismo y que es necesario un nuevo modelo que aspire a construir una sociedad sin clases. Ese es el papel de la izquierda. En definitiva, para luchar contra el populismo de derechas lo que tienes que entender es que es hijo de la crisis del capitalismo.

Sigue leyendo

Cristina Cifuentes: “Podemos está engañando a la gente”

DSC_0183

Pregunta. Usted empezó a participar en política desde una edad muy temprana. ¿Qué se le pasa por la cabeza a una joven de 16 años para afiliarse a Alianza Popular, un partido con raíces franquistas?

Respuesta. A mí me tocó vivir un momento políticamente interesante. Cuando Franco murió yo tenía 11 años, por lo que tuve la suerte de vivir con una conciencia en democracia. Tampoco creo que el Partido Popular, en ese momento Alianza Popular, fuera un partido heredero del franquismo. Era un partido de ideología de centro derecha que nació en democracia con independencia de que su fundador, Fraga, fuera Ministro con Franco. Adolfo Suárez también lo fue y sin embargo hoy en día nadie cuestiona que fuera uno de los grandes artífices de la democracia. Es verdad que era un poco raro que a una niña con 15 años le interesara la política. Creo que es importante que entre la gente joven haya una preocupación por dirigir las inquietudes que tú tienes hacia el mundo institucional. Sigue leyendo

Andrea Levy: “En España lo verdaderamente revolucionario es ser liberal”

Portada LevyVivimos en la era de lo inmediato, de lo visual. De los tuits y de los gifs, de las fotos que se desvanecen a los ocho segundos. Si algo perdura, es que está desfasado. Y, mientras tanto, la política no pierde el tiempo: ningún partido ha dejado de llenar el Congreso de caras bonitas. Tampoco el Partido Popular, demacrado por la putrefacción de sus extremidades. En esa regeneración se encuentra Andrea Levy, vicesecretaria de Estudios y Programas del PP (Barcelona, 1984). Su juventud y buena presencia hace que la acusen, como a la mayoría de los nuevos políticos, de ser una mera figurante con dotes para el plató de televisión, pero de postín para el ciudadano ilustrado, que si de algo está harto es de que le traten por tonto.
Sigue leyendo

La Universidad cercada

¿Te imaginas que no hubiera ningún equipo de fútbol español entre los 200 mejores del mundo? Eso pasa con las universidades en España.

No seas ingenuo. Tu vida se va a reducir a un título. Si es a dos, mejor. Y a un máster. ¿Por qué no a dos? Y más te vale hablar francés o alemán. Inglés ni se pregunta. Pero, ¿no vas a la universidad? Olvídate, no encontrarás un buen trabajo. ¿Vas a la universidad? Sí, ¿no? No te preocupes, no vas a aprender. Bueno, ya lo sabes. Estás en cuarto y… estás perdiendo el tiempo. Dentro de unos años todo el mundo tendrá tu mismo título. Abre la puerta y verás el panorama con mayor claridad: profesores con nula vocación que se niegan a leer tus trabajos, clases magistrales y lecturas de powerpoint estúpidas, zombis estudiantes sin otra idea que la de aprobar, rectores que buscan una mayor financiación para contratar más profesores y conseguir más votos y, gracias a todo ello, un sistema hiperburocrático, poco eficiente y endogámico. ¿Tu futuro? Eso no le importa a nadie. ¿Quieres saber más? Bienvenido a la universidad. Sigue leyendo

Que nos pille escribiendo

Periodismo.jpgEn la película El método, un grupo de aspirantes a un trabajo son encerrados en un despacho donde tienen que superar unas pruebas. Se les plantea el siguiente reto: ha habido una guerra nuclear y vivirán durante 20 años en un búnker, pero hay que echar a uno. Todos utilizan su currículum para justificarse imprescindibles: juristas, médicos, electricistas… Carlos, que tiene estudios de literatura, se ofrece para contar historias, pero pronto es puesto en entredicho. Finalmente todo se debate entre Carlos y Ana, que, desorientada, razona que puede ser la madre del grupo, pese a que haya otra mujer más joven. Carlos, a través de un microcuento sobre un pingüino, consigue convencer al resto y desprestigiar a Ana remarcando su elevada edad para tener un hijo.

 Si tal y como dijo Larra escribir en España es llorar, hacerlo sobre periodismo es desangrarse por dentro.

Sigue leyendo

Monedero: “Para reconstruir la izquierda hay que reconocer su gran derrota”

Despacho monedero.jpg

El humo del pasillo de la facultad de Políticas en Somosaguas nubla la vista, pero La Mecha se adapta rápido al terreno. Si fuéramos de Telemadrid estaríamos indignados por el olor a porro, pero nosotros sólo vamos a hacer una entrevista. Tras varios correos y una espera infinita y no correspondida en la puerta del despacho de Juan Carlos Monedero (Madrid, 1963), nos dirigimos a la puerta de su clase a recibirlo.

Queremos escuchar a Monedero porque el foco mediático día tras día le ilumina menos y a nosotros eso nos interesa más. Es una de las voces autorizadas de la izquierda, al menos de la que quiere volver a ganar. Ya no tiene que repetir las tres consignas de partido. Especialmente tras dejar la Ejecutiva de Podemos hace unos meses. Culpa al neoliberalismo, ese gran Leviatán creado por la democracia representativa. Parece que en cualquier momento va a citar a Bakunin en su crítica al individualismo diciendo que es la sociedad la que prepara a los criminales y los criminales son sólo los instrumentos para ejecutar los crímenes. Piensa lo que dice, pero al igual que otros nuevos partidos, no sabemos si dice lo que piensa. Durante la charla cita a sus referentes sin preocuparse de que sepamos quiénes son, condición indispensable para que te denominen intelectual.

Mientras despeja su despacho, ahogado de libros, nos llama cabrones por convencerlo. Monedero es un profesor convertido a político y un político devuelto a las aulas. Habla con la pedagogía del mejor maestro pero también demuestra sus elevados conocimientos en retórica. Nos limitamos a transcribir la conversación, excesivamente corta para nosotros pero eterna para Monedero, que nos echa del despacho después de alargar varios minutos la entrevista pactada. La regeneración y el Cambio nunca nos habían dicho que la nueva política tuviera hora de cierre: las nueve de la noche. Sigue leyendo